Welcome to El Mundo Náutico - Portal de Náutica - elmundonautico.com
 
 

 
Guía Náutica ONLINE
Consúltela GRATIS


· Home
· GUÍA NÁUTICA
En construcción

· Buscar
· RECOMIENDANOS
 

 
SUBASTA DE BARCOS


www.subastadebarcos.es
 

  DICCIONARIO NÁUTICO

· DICCIONARIO Náutico
· Nautical DICTIONARY
· TRADUCTOR INGLÉS
· TRADUCTOR Técnico
 

  Noticias


Arte
[ Arte ]

·MAQUETAS DE BARCOS - MAQUETAS NAVALAES DE ARTESANÍA - REPRODUZCA SU BARCO
·ESCULTURA ACUÁTICA CREADA POR ROBERT LLIMÓS, BARCELONA.
 

  DERROTERO

Costa Catalana
Ibiza y Formentera
Menorca
 

 
NAUTICA AVIÑÓ
Tienda náutica online



www.nauticaavinyo.com
 

 
  2. Maniobra







120x60


2. Maniobra

2.1. Amarras

Amarras: Son los cabos o cables utilizados para sujetar (amarrar) el barco a un muelle.
Largo: Amarra que llama de forma sesgada, hacia proa o hacia popa, por la amura o por la aleta en dirección al muelle. Hay largo de proa y largo de popa.
Través: Amarra que llama por el través, perpendicular a la línea de proa-popa. Hay en proa, popa y en algunos casos de centro.
Esprín: Amarra que, partiendo de la proa o de la popa, llama hacia popa o hacia proa respectivamente, de forma sesgada. Hay de proa (amarrado a proa va hacia popa) y de popa (amarrado a popa va hacia proa).
Codera: Amarra por el costado contrario al muelle donde estamos atracados normalmente a un muerto o pilote.
Efectos:
Largo de proa atraca la proa y movimiento avante.
Largo de popa atraca la popa y movimiento atrás.
Través de proa atraca el través.
Través de popa atraca el través.
Esprín de proa atraca la proa y movimiento atrás.
Esprín de popa atraca la popa y movimiento avante.
Utilización según viento y corriente:
Viento o corriente de proa: Desatracar la proa: Dejaremos el esprín de popa. Desatracar la popa: Dejaremos el largo de proa.
Viento o corriente de popa: Desatracar la proa: Dejaremos el largo de popa. Desatracar la popa: Dejaremos el esprín de proa.
Si el viento es muy fuerte de fuera: Daremos una codera o dos a una boya, muelle o barco y las viraremos (cobraremos).
Manejo de cabos:
Adujar: Enrollar un cabo formando adujas (roscas).
Tomar vueltas: Dar vueltas a un cabo en una bita, cornamusa o barandilla para sujetarlo.
Hacer firme: Equivale a afirmar un cabo mediante nudos o vueltas de tal manera que quede sujeto y no se mueva.
Amarrar por seno: Pasar por el noray, por la bita de otro barco o por la argolla del muelle el seno del cabo, es decir, que el chicote y el firme están en el propio barco.
Nudos: Una característica de todo nudo marinero es la facilidad para deshacerse aun cuando haya trabajado bajo tensión o esté mojado.
Vuelta: Amarrar un cabo a una cornamusa o bita haciendo vueltas en ochos, el último invertido (mordido).
Cote: Vuelta que se forma pasando el chicote de un cabo alrededor del firme y por dentro del seno. Sirve para asegurar otros nudos como la vuelta redonda y dos cotes.
Llano: Su objeto es unir dos cabos o los extremos de un cabo de igual mena.
As de guía: Su objeto es formar una gaza sin hacer costura y así encapillar un cabo.
Ballestrinque: Nudo de vuelta mordida que se utiliza para afirmar el chicote de un cabo, siendo muy fácil de deshacer.
Margarita: Se utiliza para inutilizar una parte dañada de un cabo.

2.2. Gobierno

Caña: En el caso de gobierno con caña la pala del timón cae al lado contrario del que se desplaza la caña.
Rueda: En el caso de gobierno con rueda la pala del timón cae al mismo lado del se gira la rueda.
Guardines: Juego de cables que transmite el giro de la rueda al timón. También es posible utilizar mecanismos hidráulicos o servomotores para esta operación.
Acción del timón: La embarcación cambia de rumbo hacia la banda hacia donde está metido el timón.
Velocidad de gobierno: Se entiende como la velocidad mínima que debe llevar la embarcación para que la acción del timón sea efectiva.
Arrancada: Es la velocidad de la embarcación.
Efecto de la hélice en la marcha avante: El timón se gobierna desde el primer momento, y el efecto del giro de la hélice es prácticamente nulo.
Efecto de la hélice en la marcha atrás: La situación del timón, por delante de la hélice en el sentido del avance, y el efecto del giro de la hélice dificultan la maniobra.
Hélice dextrógira: El efecto del giro de la hélice marcha atrás produce la caída de la popa a babor.
Hélice levógira: El efecto del giro de la hélice marcha atrás produce la caída de la popa a estribor.
Ciaboga con un hélice: Ciabogar es hacer girar la embarcación prácticamente sobre si misma. La maniobra se consigue dando marcha atrás con el timón a una banda y marcha avante con el timón a la banda contraria, repetidas veces. Es necesario tener en cuenta el efecto de la corriente de la hélice sin arrancada.
Ciaboga con hélice dextrógira: Marcha atrás con el timón a babor, marcha avante con el timón a estribor.
Ciaboga con hélice levógira: Marcha atrás con el timón a estribor, marcha avante con el timón a babor.
Ciaboga con dos hélices: Se pone una hélice avante y la otra atrás con una velocidad de aproximadamente dos tercios avante y toda atrás.

2.3. Agentes que influyen en la maniobra

Viento: El desplazamiento lateral de la embarcación por la acción del viento sobre la obra muerta se denomina abatimiento. Dependiendo de la forma de la obra muerta y la dirección del viento también es posible que la embarcación tienda a orzar (cerrarse hacia barlovento) o arribar (abrirse hacia sotavento).
Corriente: El desplazamiento lateral de la embarcación por acción de la corriente sobre la obra viva se denomina deriva.
Olas: Afectan sobre el conjunto de la embarcación dificultando las maniobras.
Libre a sotavento: Es mantenerse alejado cualquier peligro que esté a sotavento y tener espacio de maniobra suficiente a esta banda.
Viento real: Es el viento que existe en un momento dado. Se notará en una embarcación sin arrancada.
Viento aparente: En cuento tengamos arrancada el viento que notaremos a bordo será la resultante, tanto en dirección como intensidad, del viento real y el viento originado por la velocidad del barco.

2.4. Maniobra de amarre

Amarre de punta: Consiste en amarrar de popa (a veces de proa) al muelle, junto a otras embarcaciones amarradas de igual forma.
Maniobra: Se debe tener en cuenta la banda donde está el traque y la tendencia a caer de la embarcación al ir marcha atrás según el giro de la hélice. En caso de viento fuerte es preferible entrar con la proa al muelle.
Amarras: Se tienden dos esprines por popa y una codera al lado contrario al muelle.
Abarloarse: Es colocarse de costado al lado de un buque y amarrarse al mismo. En los veleros se evitará que los palos queden a la misma altura con el fin de evitar los golpes y enganches entre ellos.
Maniobra: se realizarán de igual forma que los atraques a un muelle. En el caso de que la otra embarcación este fondeado o amarrado a un muerto se hará de proa al viento.
Amarras: Generalmente se tienden los traveses y esprines a la otra embarcación y los largos contra el muelle.
Atracarse a un muelle o pantalán: Es amarrar de paralelo al muelle.
Viento de proa paralelo al muelle:
Atracar: Se realizará una aproximación con muy poco ángulo (20º). Se amarrará primero el largo de proa y luego el largo de popa.
Desatracar: Se sitúa una defensa a proa, se deja el esprín de proa y se hace cabeza sobre la defensa abriendo la popa. Se aleja marcha atrás.
Viento de popa paralelo al muelle:
Atracar: Se realizará una aproximación con muy poco ángulo (20º). Se amarrará primero el esprín de proa, luego el largo de popa y después el de largo de proa.
Desatracar: Se sitúa una defensa a proa, se deja el esprín de proa y se hace cabeza sobre la defensa abriendo la popa.
Viento de perpendicular al muelle hacia el mar:
Atracar: El ángulo de aproximación será de 60º-70º. Se amarrarán primero el largo y el esprín de proa, después el largo de popa.
Desatracar: Existen varias alternativas, el viento nos favorece la maniobra. Se puede soltar las amarras dejando el esprín de popa y una vez abiertos salimos de proa.
Viento de perpendicular al muelle hacia el muelle:
Atracar: El ángulo de aproximación será de 40º-50º, dejando que le viento nos acerque al muelle. Se amarrará primero el largo de proa y después el de popa.
Desatracar: Se sitúa una defensa a proa, se deja el esprín de proa y se hace cabeza sobre la defensa abriendo la popa.
Amarrar a una boya: Es amarrar a una boya sujeta a una cadena o cable firme a un muerto.
Maniobra: Se aproximará la embarcación a la boya con la proa al viento.
Amarras: Se dará una amarra por seno a la cadena o elemento sólido de la boya y se amarrará a una de las cornamusas o bitas de proa.

2.5. Fondeo

Definición: Es la acción de afirmar una embarcación al fondo mediante anclas y amarras o cadenas.
Elección del tenedero:
Fondo:
Buenos tenederos: Arena fina y dura, fango compacto, arena fangosa y similares.
Malos tenederos: Los de piedra, los que estén en pendiente y los de fondo duro (piedra, etc.).
Lugar: Nos debe ofrecer resguardo del viento y de las corrientes. Debe disponer de la profundidad adecuada al calado y longitud de nuestros dispositivos de fondeo. Debe tener una buena salida para en caso de mal tiempo.
Escandallo: Sirve para reconocer la calidad del fondo. Pieza pesada que lleva en su base una cavidad rellena de sebo y mediante las partículas que se sacan adheridos conocemos el tipo del fondo. La sondaleza es un cabo fino marcando los metros al que se amarra el escandallo y sirve para medir la profundidad.
Longitud del fondeo: La cantidad de cadena que debe dejarse caer oscila entre tres y cuatro veces la profundidad del lugar. Si hay mal tiempo o mucha corriente, cinco o seis veces la profundidad del lugar.
Círculo de borneo: Es el círculo que forma el barco al pivotar alrededor del ancla por efecto del viento o la corriente.
Garreo: Se produce cuando el ancla no se queda bien fijada y firme al fondo y arrastra sobre él. Se evita largando más cadena, cambiando de fondeadero, fondeando otra ancla o aguantando con máquina avante.
Vigilancia durante el fondeo: Una embarcación fondeada no debe ser considerada de igual forma que una embarcación amarrada y debe mantenerse una adecuada vigilancia durante el fondeo.
Marcas: Es conveniente hacer marcaciones a referencias en la costa a fin de comprobar si se está produciendo el garreo del ancla.
Alarmas de sonda: Es posible configurar las sondas electrónicas para que avisen cuando la profundidad es menor que la indicada.
Orinque: Es el cabo que se hace firme a la cruz del ancla y se sujeta una boya para saber dónde está fondeada y para poder recuperar el ancla en caso de que se enroque.
Maniobra de Fondeo:
Con un ancla: Se apea el ancla y se desembraga el barbotén. Nos aproximamos al lugar elegido proa al viento. Abrimos el freno del barbotén filando cadena mientras vamos atrás. Una vez filada la cadena necesaria la hacemos firme abordo.
Con dos anclas: Se suele usar en mal tiempo o por la mala calidad del fondeadero.
A barbas de gato: Las dos anclas en una ángulo no superior a 120º. Navegaremos al través, fondeando primero el ancla de barlovento y luego dando atrás para fondear la de sotavento.
Dos anclas por la proa: Las dos anclas están muy próximas. Fondearemos con un ancla y dando un poco avante fondearemos la segunda.
A la entrante y a la vaciante: Se fondea un primer ancla por proa y se retrocederá para fondear la segunda por popa, quedando ambas a unos 180º. De esta forma podremos controlar el borneo en estuarios y ríos.
Levar: Es la acción de cobrar (recuperar) el ancla y la cadena eliminado la situación de fondeo. Para ello daremos avante e iremos cobrando la cadena hasta estar esta a pique (llamar por la proa), continuaremos cobrando cadena hasta que esta se separe del fondo (zarpe), una vez liberada podremos iniciar la marcha con cuidado mientras terminamos del cobrar la cadena y hacemos firme el ancla abordo.









El Mundo Náutico

www.elmundonautico.com
[email protected]

Copyright © por El Mundo Náutico - Portal de Náutica - elmundonautico.com Derechos Reservados.

Publicado en: 2004-05-02 (6240 Lecturas)

[ Volver Atrás ]
 
 

Content ©

 
  EL MUNDO NÁUTICO. Tu Portal de Náutica. Todo sobre la Náutica. www.elmundonautico.com